domingo, 25 de octubre de 2009

Libertades/Derechos




(Sí, en efecto, la noticia es ésta)

¿Un avance puede ser a la vez un retroceso? Depende del enfoque, dirán algunos. Y, ciertamente, ante la pluralidad de enfoques que ofrecen los sistemas mediáticos establecidos en democracia; es decir, blindados por la libertad de expresión, están en lo correcto.



Dos titulares, una noticia.



- Bolivia cae 75 puestos en el ránking mundial de libertad de expresión

- Libertad de Prensa mejora en Bolivia



Cualquier ciudadano incauto que no se encuentre ampliamente informado sobre el tema, entrará, por lo bajo, en la confusión y claro; ésta manipulación tendenciosa de la información pasará a formar parte del discurso político de la opinión pública, hoy polarizada. Si no me creen, pregúntenle a mis amigos blogueros que manejan el primer dato-titular para fortalecer su discurso político.



Ciudadana escéptica como soy estuve al tanto del informe 2009 de Reporteros sin Fronteras y, si bien, La Prensa presenta un enfoque más honesto e informativo sobre el tema, ambas notas olvidan la parte en la que Reporteros sin Fronteras (RSF) analiza los causales del puesto 95 que ocupa, el 2009, Bolivia.



En el informe de medio año (2009) RSF ya señalaba ““Al precio de un vertiginoso aumento de agresiones contra ella, la prensa está pasando por la polarización nacida del enfrentamiento cada vez más evidente entre el presidente Evo Morales y la oposición autonomista. Pero hay que decir que también tiene su parte de responsabilidad en la crisis institucional y política que precipitó al país en un estado de casi guerra civil (…)”



Y, de forma concluyente, refuerza esta posición en este último informe, señalando que ““Aunque la "guerra mediática" aún no ha terminado del todo, el gobierno ha reanudado poco a poco un diálogo con una prensa que también tiene su parte de responsabilidad en la crisis política del año pasado, sobre todo en los departamentos administrados por la oposición autonomista.”



Entonces. ¿Bolivia cae 75 puestos en el ránking mundial de libertad de expresión? ¿La libertad de prensa mejora en Bolivia?



En efecto. El año 2006 ocupamos el lugar número 17 (no 16 como señala hoybolivia.com) posicionándonos como el país con mayor libertad de expresión en América (incluso por encima de Canadá, que siempre va a la cabeza) y, también, en efecto, el año 2008 caemos a un terrible lugar 115 que, como señala RSF se da por una polarización devenida en crisis política y en crisis mediática, qué otra cosa es, sino una “guerra mediática”.



Este año, en realidad la noticia es que Bolivia sube 20 puntos, es decir, empieza a recuperarse, se ubica en el lugar 95.



¿Buenas noticias? ¿Malas noticias? Ambas, diría yo. Tareas pendientes, retos, autocríticas en el ámbito comunicacional.



Eso sí, y podemos decirlo con certeza: enfoques tendenciosos.




7 comentarios:

Marco dijo...

Podríamos escribir un blog solo con este tipo de notas y lo actualizaríamos 4 veces al día, te lo aseguro.

Lo "tendencioso" es un terreno en medio de la neblina, lo grave son los intereses por detrás... Igual, como bien dice Humberto Quino, 'todo depende del cristal que se jala'.
Besos.

La Vero Vero dijo...

Lo peor de todo compadre es que tienes razón. ¿Qué se hace entonces? ¿A nombre de la libertad de expresión se desinforma tendenciosamente a la opinión pública? No lo creo. Tenemos harto pendiente.

Tod@s: Estimad@s, están todos sus comentarios de los anteriores post respondidos. Siempre bienvenidos!

claudioR dijo...

Ambición desmedida: que la gente conozca 1) el contenido de su derecho a la libertad de expresión; 2) los límites del derecho a la libertad de expresión y 3) que le exija a las y los profesionales de la (des)información que respeten el derecho a la información.

El Ciudadano dijo...

Pues creo que lo importante es defender la pluralidad, exigir sinceridad de los medios y obviamente buscar que se creen instancias como un "Defensor del lector o del televidente" por ejemplo.

En relación al ranking, más que mejorar creo que otros empeoraron como Honduras por el Golpe, México por la guerra contra el Narco y Colombia por la política Uribe.

Creo que lo importante es salir de nuestra burbuja y mirar a los que están haciendo las cosas bien como Chile, Uruguay y Costa Rica que en casi todos los rankings (hechos por ONGs o por organismos internacionales) ocupan los primeros puestos.

Cara Conocida dijo...

Saludos te invito a ver mi blog

Alexis Argüello dijo...

Con que entre tanto despelote siempre puedan envenenarnos desde ambos polos al final siempre mal que mal estaremos bien (pero bien a un lado o bien para el otro).

Triste miedatización que no necesita de listas. Lastimosamente son precios que hay que pagar, como el cambio de imagen que sufrió "Mi kamtchatka" ;-).

Promesa cumplida con pan caliente en manos.

¡Besos y abrazos querida Vero!

Zeh dijo...

Enfoques tendenciosos estarán ahí por siempre. Lo que piensa uno siempre atraviesa su discurso, no hay manera. Creo que el primer paso es tenerlo en cuenta. Entonces, uno puede elegir cómo va a manejar todo lo que dicen en la radio, en la tele, en los periódicos. Sí, Marco, un blog que exponga notas tendenciosas me parece una buena idea. Sí, Vero, el escepticismo siempre nos cae bien en estos tiempos.

Tuiteando ando

Vacas Sagradas

Vacas Sagradas

Sarelisa, las almas gemelas. Los cuentos compartidos. Ellas. Nosotras.

Arcángel

Arcángel

Habrá palabras para la nueva historia y es preciso encontrarlas antes de que sea tarde.

Ángel González

Histérica

Histérica

Los 4 siglos que duró la inquisición fueron llevadas a la hoguera 8 millones de personas, la mayoría mujeres. Lo que da un total de 55 personas ejecutadas diariamente durante sólo 400 años. Si la inquisición me hubiera juzgado sería por hereje, apóstata, materialista, libertina, sediciosa, cismática, blasfema, presbilesbiana, testícula de Jehová, antiperonista, rebelde, pertinaz, contumaz y puta.

Liliana Felipe

Memoria Vigilante

Memoria Vigilante

Y los ratones hicieron una alianza y la serpiente de cascabel le puso el cascabel al gato.

Jairo Aníbal Niño