domingo, 25 de octubre de 2009

Libertades/Derechos




(Sí, en efecto, la noticia es ésta)

¿Un avance puede ser a la vez un retroceso? Depende del enfoque, dirán algunos. Y, ciertamente, ante la pluralidad de enfoques que ofrecen los sistemas mediáticos establecidos en democracia; es decir, blindados por la libertad de expresión, están en lo correcto.



Dos titulares, una noticia.



- Bolivia cae 75 puestos en el ránking mundial de libertad de expresión

- Libertad de Prensa mejora en Bolivia



Cualquier ciudadano incauto que no se encuentre ampliamente informado sobre el tema, entrará, por lo bajo, en la confusión y claro; ésta manipulación tendenciosa de la información pasará a formar parte del discurso político de la opinión pública, hoy polarizada. Si no me creen, pregúntenle a mis amigos blogueros que manejan el primer dato-titular para fortalecer su discurso político.



Ciudadana escéptica como soy estuve al tanto del informe 2009 de Reporteros sin Fronteras y, si bien, La Prensa presenta un enfoque más honesto e informativo sobre el tema, ambas notas olvidan la parte en la que Reporteros sin Fronteras (RSF) analiza los causales del puesto 95 que ocupa, el 2009, Bolivia.



En el informe de medio año (2009) RSF ya señalaba ““Al precio de un vertiginoso aumento de agresiones contra ella, la prensa está pasando por la polarización nacida del enfrentamiento cada vez más evidente entre el presidente Evo Morales y la oposición autonomista. Pero hay que decir que también tiene su parte de responsabilidad en la crisis institucional y política que precipitó al país en un estado de casi guerra civil (…)”



Y, de forma concluyente, refuerza esta posición en este último informe, señalando que ““Aunque la "guerra mediática" aún no ha terminado del todo, el gobierno ha reanudado poco a poco un diálogo con una prensa que también tiene su parte de responsabilidad en la crisis política del año pasado, sobre todo en los departamentos administrados por la oposición autonomista.”



Entonces. ¿Bolivia cae 75 puestos en el ránking mundial de libertad de expresión? ¿La libertad de prensa mejora en Bolivia?



En efecto. El año 2006 ocupamos el lugar número 17 (no 16 como señala hoybolivia.com) posicionándonos como el país con mayor libertad de expresión en América (incluso por encima de Canadá, que siempre va a la cabeza) y, también, en efecto, el año 2008 caemos a un terrible lugar 115 que, como señala RSF se da por una polarización devenida en crisis política y en crisis mediática, qué otra cosa es, sino una “guerra mediática”.



Este año, en realidad la noticia es que Bolivia sube 20 puntos, es decir, empieza a recuperarse, se ubica en el lugar 95.



¿Buenas noticias? ¿Malas noticias? Ambas, diría yo. Tareas pendientes, retos, autocríticas en el ámbito comunicacional.



Eso sí, y podemos decirlo con certeza: enfoques tendenciosos.




viernes, 23 de octubre de 2009

Victor, universal

"Hay que cantar al amor
con la mejor poesía,
porque amar es energía
de un acto liberador."

Nicómedes Santa Cruz - El canto del pueblo



Unos tres meses antes de que el nefasto dictador Pinochet iniciara el más obscuro capítulo de la historia chilena moderna. Un peruano universal -como lo llama mi amigo Jorge- entrevista a un chileno universal. Se trata, pues, de Nicómedes Santa Cruz que, en una entrevista radial, conversa con amplia lucidez con un Victor Jara situado en su mejor momento, en su momento más transparente, más transversal para la canción latinoamericana.

Hace poco nos ha dejado la Negra, hoy su halo y el sempiterno recuerdo de Jara, de la Parra y de Primera por ejemplo, nos acaricia la vida, la canción.

Que son otros tiempos, por supuesto, pero siempre son los mismos. Siempre se trata de volver a andar lo andado, de darnos cuenta de que, aún, no llegamos. Y que el camino está trazado.

Victor siempre, en noches de viernes, me acaricia el alma, me acaricia el Chile que llevo dentro. ¿Que Pinheira, Ominami o Frei? Mi voto seguirá siendo por lo que acallaron el 11 en la Moneda y aún late en las poblaciones, ese latido que el pueblo chileno debe, ojalá, alguna vez, recuperar.

Les dejo este testimonio-entrevista. Que, sin duda, devuelve. Y devuelve mucho.






Victor, universal

Unos tres meses antes de que el nefasto dictador Pinochet iniciára

jueves, 15 de octubre de 2009

Cultura Democrática








Y lo hicimos. Ni siquiera los agoreros, malaleches de algunos pollitólogos y otros calumnistas pudieron ser indiferentes a ese río (como diría el cronopio mayor), a ese río de gente.

4.9 millones de bolivianos que creen en la democracia electoral. No es poca cosa. Adscrita, como estaba, en el grupo de escépticas y escépticos (pero nunca poca-fe) creo que quedan algunos apuntes-lecciones para el futuro; apuntes que no son más que certezas que hoy recordamos, pero que al parecer, en tiempos de guerra política, olvidamos.

1. Cuando los medios ponen el hombro

Si bien es cierto que fueron múltiples y variados los actores que fuimos parte de esta masiva experiencia biométrica es bueno, es lindo recordar que cuando todos tiran, todos tiramos para el mismo lado el carro avanza. Cuando los medios, pues, utilizan sus poderosos recursos para ponerse el hombro con la democracia, con la ciudadanía; todo es posible. Los medios nos han fallado, nos están fallando; pero esta vez dieron tregua, dieron aire; propusieron un respiro; dejaron a las instituciones hacer su trabajo y a los ciudadanos ejercer sus derechos; observaron, esperaron; en suma, coadyuvaron.

2. Cuando las instituciones funcionan

Según datos de LAPOP (Proyecto de Opinión Pública en América Latina), Bolivia es actualmente uno de los países Latinoamericanos con menores niveles de confianza en sus instituciones políticas y aunque la Corte Nacional Electoral ha estado siempre con niveles respetables respecto a la media; no ha sido, en general, un tiempo de rosas para la institucionalidad en el país. Pese a ello, años de construcción institucional han permitido que exista una estructura sólida que permita encarar un desafío de esta magnitud; estructura que, por supuesto –habría que recordárselos a algunos- no dependen de una o varias personas; sino del esfuerzo conjunto de una institución y, sobretodo de patrimonios sólidos y propios de los procesos de democratización que, por supuesto, nos pertenecen a todos.

3. Cuando aprendemos sobre comportamiento electoral

Cuando la CNE se planteó como meta los 3.5 millones de ciudadanos inscritos para el padrón biométrico, existía ya un sesgo de hecho que advertimos en su momento. El padrón con el que se votó la aprobación de la Constitución Política del Estado estaba conformado, pues, por 3.8 millones de bolivianos; era de esperar que en alrededor de 6 meses ésta cifra tienda a subir y no, por el contrario, a disminuir. Cuando el presidente Evo conminó a la CNE a inscribir a 5 millones de bolivianos dentro del país volvieron a saltar las voces agoreras señalando que el fraude estaba en puertas; bastó un poco de aire-tiempo para que esto se comprobara por sí solo. En aquél entonces bastaba un análisis sereno del peculiar comportamiento electoral de este país en estos 27 años de democracia continua.

4. Cuando quedan las tareas pendientes

Y hay que decirlo, quizás el tema más sensible fue el empadronamiento de compatriotas. Logísticamente era un reto de mayores dimensiones que el que encarábamos dentro de las fronteras; el empadronamiento, pues, empezó más tarde, y cerraron en el tiempo señalado, sin ampliaciones. En el entendido de que el calendario electoral es apretado no queda más opción; sin embargo bastó, otra vez, aire-tiempo, para que comprobemos que el comportamiento electoral de los migrantes es distinto, casi siempre bajo, por distintos motivos, aunque claro, los bolivianos no dejamos de dar sorpresas. Queda, sin embargo, la tarea pendiente. Cumplimos, pero quizás no como debíamos. Hay harto camino por recorrer en el reconocimiento pleno de derechos políticos de nuestros compatriotas.

Hoy, cerradas ya las inscripciones, consolidada ya la historia electoral, cerca de la mitad de la población de este país nos ha dado una lección, me ha dado una lección. Y claro, como no. Si este es el mejor país del mundo.



domingo, 4 de octubre de 2009

Canción para Mercedes



Se van los mejores. Se queda su voz, su canto. Y nada más. Porque, de a poquito, nos vamos quedando cada vez más solos. Solos, solitos. Huérfanos. "Un beso mi negra, un beso a tu pueblo, un beso a Argentina".






CANCION PARA MERCEDES

Letra y Música Alí Primera.


Voy a lanzar al aire
una canción para que vaya
cabalgando en el polen
tropical de nuestra selva

Remontará los Andes
hasta llegar a la Pampa
para besar la frente
de una mujer legendaria

Una canción que el viento
me maduró en el alma
con retazos de noche
con pedazos del alba

Una canción humilde
que a fuerza de esperanza
fue recogiendo plumas
hasta completar sus alas

Voy a lanzarla en nombre
de la Patria americana
que en floración enorme
se le pone lindo el vientre

Voy a ponerle cuerdas
de combate a mi guitarra
y cantar amoroso
una canción para Mercedes

Ella es la negra buena
y la madre cantora
y la voz transhumante
de la Argentina que llora

Madres en romería
en la Plaza de Mayo
llevan al hijo ausente
en el rostro dibujado

Voy a cantarla en nombre
del alegre guitarrero
lanzar la boleadora
del gaucho que canta y sueña

Para evocar la furia
ancestral de Martin Fierro
le cantaré a Mercedes
porque adentro, ella la lleva

Voy a pedir permiso
al dolor de mi garganta
y pedirle a Pepe
que me afine la guitarra

Beberme el "vino triste"
de Armando y su vendimia
cantar para Argentina
cantar para Mercedes

Cantarle a su ternura
y también a su rabia
cantarle a la hermosura
con que su voz se desgrana

Un beso mi negra
un beso a tu pueblo
un beso a Argentina


Tuiteando ando

Vacas Sagradas

Vacas Sagradas

Sarelisa, las almas gemelas. Los cuentos compartidos. Ellas. Nosotras.

Arcángel

Arcángel

Habrá palabras para la nueva historia y es preciso encontrarlas antes de que sea tarde.

Ángel González

Histérica

Histérica

Los 4 siglos que duró la inquisición fueron llevadas a la hoguera 8 millones de personas, la mayoría mujeres. Lo que da un total de 55 personas ejecutadas diariamente durante sólo 400 años. Si la inquisición me hubiera juzgado sería por hereje, apóstata, materialista, libertina, sediciosa, cismática, blasfema, presbilesbiana, testícula de Jehová, antiperonista, rebelde, pertinaz, contumaz y puta.

Liliana Felipe

Memoria Vigilante

Memoria Vigilante

Y los ratones hicieron una alianza y la serpiente de cascabel le puso el cascabel al gato.

Jairo Aníbal Niño