lunes, 19 de marzo de 2012

En clave femenina





¿A usted también le da la impresión de que, en menor medida, el anterior año y, con una vorágine impresionante durante este, el proceso de cambio se está signando definitivamente en clave femenina? Por poner algunos ejemplos –mencionados constantemente- en el panorama grande podemos mencionar que durante estas dos gestiones hemos presenciado la constitución del primer gabinete paritario de la historia en Bolivia -63 años después de que las sufragistas iniciaran la lucha-.



También hemos asistido al histórico liderazgo femenino en la Asamblea Legislativa Plurinacional, al ser posesionadas un par mujeres como presidentas de las dos cámaras que la conforman. Hablemos también de los grandes logros alcanzados en la promulgación/construcción de la actual Constitución Política del Estado Plurinacional, así como del proceso de desarrollo legislativo que sigue su curso garantizando, casi en la totalidad de sus productos, el enfoque de género.


Cuando entre el 2005 se preparaba, apresuradamente por las circunstancias pero con lógica claridad, la estrategia discursiva con la cual se encararía el proceso electoral que debería viabilizar la democracia tras el gran fracaso del modelo, se vislumbraba un horizonte claro respecto a quién sería, de manera privilegiada, el sujeto histórico sobre el cual se asentaría el discurso de ascenso al poder para el partido en actual gobierno. Y es que no había mayor duda al respecto a quien habita(ba) en la piel del líder que pugnaría por el poder, el Presidente Evo. Así también es cierto que la circunstancia histórica demandó y materializó que la construcción del proyecto-país terminara por encarnarse en una de las constituciones políticas más incluyentes y garantistas del mundo que aglutinó no sólo al sujeto encarnado en la figura del líder, sino a todas las colectividades excluidas durante el periodo neoliberal; una de ellas fue la de las mujeres.


Y en el camino, empezaron a sobreponerse los espacios de lucha donde las mujeres de este proceso de cambio – en justa cosecha de lo sembrado por varias, por años, mucho antes – libraron sus propias batallas, sobre todo legislativas. Y empezaron a tomar curso las pugnas donde las mujeres fundaron su voz reclamándose parte de esta construcción colectiva. Y se cosecharon los frutos y en la cosecha se abrieron caminos -como la efectivización y justiciabilidad de derechos adquiridos- cada vez más complejos de transitar, pero caminos abiertos al fin.


Y cada día que pasa, con más frecuencia y con más intensidad, se alzan las señales en clave femenina, y también suceden los hechos, que abonan un camino signado por género ya sea por suma o por, lamentablemente, resta. Y entre ellos la gran coincidencia: todos ellos marcan el ritmo para continuar con/en el proyecto-país, cuando marcan el ánimo-latido social con el que se encara el mañana. Pero claro, también está la gran diferencia: las señales que, como la partida de una de las madres de la democracia, son fortuitas, y además los hechos que pueden-deben evitarse y que tienen alguien que los viabiliza a pulso y que, a la larga, los está encarnando en discurso.


Andrés Gómez escribió en su columna “El Candidato” (¿por qué no La Candidata?) que “el rival de Morales será producto del proceso de cambio” y se lo/a identificará porque será “será el más atacado” ¿o la(s) más atacada(s)?.


Como venga la mano, ahora está en las manos de una sola persona-líder retomar el cauce de estos hechos-señales o dejarlos a la vorágine política de la pugna por el poder, de cara al 2014, dentro o fuera del MAS.


Finalmente, ya lo decía Dalton, que en la política la mujer “puede comenzar a dejar/ de ser mujer en sí/ para convertirse en mujer para sí/ constituir a la mujer en mujer/ a partir de su humanidad”


Y quizás, eso es lo que necesitamos, el 2014.

Tuiteando ando

Vacas Sagradas

Vacas Sagradas

Sarelisa, las almas gemelas. Los cuentos compartidos. Ellas. Nosotras.

Arcángel

Arcángel

Habrá palabras para la nueva historia y es preciso encontrarlas antes de que sea tarde.

Ángel González

Histérica

Histérica

Los 4 siglos que duró la inquisición fueron llevadas a la hoguera 8 millones de personas, la mayoría mujeres. Lo que da un total de 55 personas ejecutadas diariamente durante sólo 400 años. Si la inquisición me hubiera juzgado sería por hereje, apóstata, materialista, libertina, sediciosa, cismática, blasfema, presbilesbiana, testícula de Jehová, antiperonista, rebelde, pertinaz, contumaz y puta.

Liliana Felipe

Memoria Vigilante

Memoria Vigilante

Y los ratones hicieron una alianza y la serpiente de cascabel le puso el cascabel al gato.

Jairo Aníbal Niño