martes, 16 de julio de 2013

Autonomía Informativa-Analítica

Uno de los más frecuentes pecados capitales que sufre nuestro análisis político local es, a la vez, una más de nuestras históricas tensiones irresueltas como país; y tiene que ver con el centralismo nuestro de cada día. Pocas veces sobre todo desde La Paz (pero ocurre también viceversa) y casi siempre en periodos electorales, el análisis político alcanza a salir de lo que ocurre en Plaza Murillo; en correlato lógico e histórico (que no deseable) con la agenda mediática de redes y periódicos de niveles nacionales.

Nos encontramos pues con un Estado autonómico que busca forjar esta su cualidad en base ya sea a buenas voluntades y, ocasional e idealmente, a verdaderas vocaciones; a veces ambas tan efímeras y débiles que aunadas se concentran en la parte y el contenido institucional buscando avanzar en un modelo propuesto ya por la Constitución; de esta manera poco o casi nada queda para lo que debiera ser la construcción de una cultura verdaderamente autonómica en todos los ámbitos, y en este caso me refiero concretamente al tema del manejo de la información y la agenda mediática, pero también a las perspectivas desde las que se realiza el lánguido análisis político que se hace público y que, en términos estrictamente formales, debiera estar formando opinión pública.





Contaba un compañero del Beni que, precisamente por la centralidad con la que ocasionalmente se lee la política, allá se maneja con soltura y casi convencimiento el denominativo “la oposición” para referirse a quiénes no pertenecen al MAS siendo que, en los hechos, en ese departamento la oposición es precisamente el MAS. Se trata de un dato anecdótico pero sobre todo decidor de una realidad, y esa realidad tiene que ver con que no se está haciendo el esfuerzo real o necesario por separar una realidad nacional de una regional al momento de realizar un análisis o que, en su caso, la integración que se hace de las mismas es simplista. Las lecturas mismas que se hacen del Estado, varias veces pueden estar disociadas de las realidades locales que, sí, hacen a la realidad nacional y que, por lo mismo, pueden afectarla inesperadamente si es que no se presta la debida atención a las señales que, desde lo local, la cotidianidad nos ofrece. El MAS es actualmente el partido con mayor presencia a nivel nacional y es precisamente por ello, el partido que más debiera exigirse lecturas analíticas no sólo locales, regionales y nacionales a profundidad, sino también sectoriales por su propia y compleja composición.

Lo escribo precisamente porque me ha pasado y porque es preciso llamar la atención sobre el tema, en aras de evitar que ocurra a tiempo de pensar en el reacomodo de las fuerzas políticas que el país deberá afrontar en dos tiempos, el siguiente par de años. A puertas de iniciar una época electoral que se caracterizará por llevarse toda la agenda por delante, queda el reto urgente de (re)pensar en cómo las dinámicas políticas locales aportarán al primer momento nacional que enfrentaremos el 2014 y del cual se cosecharán aciertos y facturarán fracasos, en un segundo momento, el año 2015.  Por ello mismo es que no se debe perder de vista cómo es que la dinámica política central de Plaza Murillo aportará al segundo momento local, porque sólo en esa dinámica dialógica de ida y vuelta podrá reconfigurarse un poder político con un correlato región-nación coherente y fortalecido. Lo contrario podría implicar complicadas gestiones a todos los niveles, matizadas de ingobernabilidad, un costo demasiado alto para pagar a cuotas durante cinco años.

__________________________________

Esta nota nació de un agradecimiento honesto a los y las compañeras del Beni, tras haber compartido lecturas del momento político con algunos de ellos y ellas. Le cambié el nombre para compartirlo con ustedes, porque su nombre de origen no era sexy: era horrible. Fue publicado en el semanario La Época, de la semana del 14 al 20 de julio, pueden ver la publicación original en este link: http://bit.ly/14c3ow1

Tuiteando ando

Vacas Sagradas

Vacas Sagradas

Sarelisa, las almas gemelas. Los cuentos compartidos. Ellas. Nosotras.

Arcángel

Arcángel

Habrá palabras para la nueva historia y es preciso encontrarlas antes de que sea tarde.

Ángel González

Histérica

Histérica

Los 4 siglos que duró la inquisición fueron llevadas a la hoguera 8 millones de personas, la mayoría mujeres. Lo que da un total de 55 personas ejecutadas diariamente durante sólo 400 años. Si la inquisición me hubiera juzgado sería por hereje, apóstata, materialista, libertina, sediciosa, cismática, blasfema, presbilesbiana, testícula de Jehová, antiperonista, rebelde, pertinaz, contumaz y puta.

Liliana Felipe

Memoria Vigilante

Memoria Vigilante

Y los ratones hicieron una alianza y la serpiente de cascabel le puso el cascabel al gato.

Jairo Aníbal Niño