miércoles, 20 de febrero de 2013

El país de las mujeres

En la novela El país de las mujeres, la gran Gioconda Belli narra las razones por las que se funda el Partido de la Izquierda Erótica (PIE), que luego asciende al poder para ocuparse de defender los derechos de las mujeres tomando, en la obra, decisiones bastante drásticas, como dejar a los violadores enjaulados y expuestos para que sean humillados públicamente.

Ante la enorme crisis que se describe en la obra, los protagonistas encuentran que la toma absoluta del poder es el único mecanismo de lucha para acabar con los abusos al género femenino.

Es lindo poder introducir una idea a partir de literatura o la fantasía, porque siempre es reconfortante soñar. Es preocupante, eso sí, encontrar soluciones para problemáticas reales en la escritura fantástica, porque eso quiere decir que estamos leguas más allá del límite permitido para ciertos hechos que (des)hacen a la sociedad nuestra de cada día.

Es cierto, también, que mucho se ha (mal) utilizado ya el título de la famosa novela de García Márquez (en todas sus variantes) para nombrar ensayos, historias, poemas, ¡hasta tuits!; pero es aberrante saber que, sin variantes ni reparos de ningún tipo, lo que Hanalí Huaycho sufrió ha sido una “muerte anunciada”, capítulo por capítulo.

Suena absurdo, pero no es alejado de la verdad señalar que cada uno de nosotros fue personaje de alguno de los capítulos de la trama que pasó la joven periodista asesinada; por acción u omisión, como prefiera. Por eso nos duele, por eso nos involucra tanto a todos.

La muerte de Hanalí ha servido para destapar varios secretos a voces que todos conocemos, desde que tenemos uso de razón, sobre nuestra cultura y sociedad.

Todos de alguna forma han tratado de movilizarse estos días para aportar con su granito de arena a la causa, sumar al repudio, coadyuvar a la investigación, difundir la denuncia, participar de la marcha, proponer políticas públicas, acciones de hecho o legislación sobre el tema. Y todo ello es valioso y suma, siempre y cuando sea practicado sostenida y cotidianamente.

Como todos, he presenciado estos días varias manifestaciones de nuevos militantes de las causas femeninas, pero debo rescatar a un par de mujeres que se han atrevido, como homenaje a Hanalí, a contar sus historias de maltrato a la sociedad, como ejercicio de valentía, como cambio de actitud real.

Y yo sé que lo hemos repetido durante todo el pasado miércoles. Todos y todas nos hemos encargado de alzar consignas y manifestar posturas concretas, por ello esta nota no es ninguna novedad. Pero sí es una invitación a cambiar actitudes hoy mismo, mañana, pasado, cualquier día; desde todos los flancos.


Una movilización social/política/mediática constante es lo que necesitamos si queremos cambiar las más profundas raíces de nuestra cultura patriarcalista, machista y colonizadora.

Y, toca decirlo, no una movilización política cuando se trata de violencia política. Ni un alto desplazamiento mediático, cuando se trata de alguien del rubro comunicacional. Porque ahí empezamos a darle más valor a la vida de una frente a la de otra. Ahí empezamos nosotros mismos a reivindicarnos.

Como lo hace, con honestidad, la misma Belli reivindicando el carácter femenino innato que nos hace amar a todas nosotras y sentencia, en pleno ejercicio femenino: “a todos amo con un amor de mujer, de madre, de hermana, con un amor que es más grande que yo toda, que me supera y me envuelve como un océano donde todo el misterio se resuelve en espuma”.

Y sí, es que así amamos las mujeres. No lo olviden, varones, miren lo que nos están devolviendo. Y, sobre todo, no olviden esa forma de amar, mujeres, especialmente cuando enfrentemos el espejo.
___________________________

Esta nota fue publicada originalmente el pasado domingo 17 de febrero en el suplemento IDEAS del periódico Página Siete. Pueden ver la nota original en este link: http://bit.ly/XMEkmm

lunes, 4 de febrero de 2013

Pilares

El año 2006, cuando Evo Morales llegó al Gobierno, una de las primeras medidas que tomó el Ejecutivo fue la de esbozar los lineamientos estratégicos del Plan Nacional de Desarrollo “Bolivia Digna, Soberana, Productiva y Democrática, para Vivir Bien” (PND); estos lineamientos tomaron forma de agenda de políticas públicas durante el segundo semestre del 2007 y si bien la primera gestión de Gobierno tenía un mandato claro -relacionado con el proceso constituyente- entonces toda la burocracia estatal central tomó como horizonte este plan para avanzar en lo que refiere a la gestión pública, al menos durante el periodo 2006-2010.

Lo que le seguiría sería el proceso histórico constituyente, en medio de una pugna política sobre la visión de país, y deliberaciones estructurales sobre cuál sería el “sur” del país en las siguientes décadas. El 2009, el horizonte parecía claro y tenía bastante coherencia con el PND, pues el mismo había sido elaborado con varios de los principios que los movimientos sociales del MAS propugnaban y habían aportado para la visión de país.

No me consta que la construcción del PND haya sido participativa, pero sí sabemos que fueron varios meses de trabajo y consulta los que lograron reunir las aspiraciones de varios sectores y actores/as sobre el horizonte de resultados que esperábamos de la gestión pública del Gobierno. El 2009, Asamblea Constituyente de por medio, decidimos apostar por una Bolivia democrática, plurinacional, comunitaria, intercultural y con autonomías.

El año 2011, en el que los lineamientos discursivos y el relato de país estaban más claros, sólidos y legitimados que nunca, fue un año en que pesaron más los conflictos que los logros de gestión (al menos en lo simbólico/mediático) y empezaban a escucharse las voces críticas señalando que el Gobierno no tenía objetivos de gestión definidos y no existía una agenda de políticas públicas, esta vez, con el claro objetivo de implementar/consolidar el Estado Plurinacional, establecido en la Constitución.   
    
Este último 22 de enero el presidente Morales ha presentado al país la Agenda Patriótica 2025, materializada en los “13 pilares de la Bolivia Digna y Soberana” (que se basa y recupera algunos puntos del Manifiesto de la Isla del Sol). Y si bien, se tratan de 13 puntos que dan cuenta de un fuerte enfoque productivo e industrial que es necesario valorar, es importante también resaltar la ausencia de varios puntos que hacen al relato de país, de Estado Plurinacional.

Me refiero puntualmente a la construcción/consolidación de la democracia intercultural que se constituye como uno de los ejes que posibilita la plurinacionalidad y la interculturalidad, preservando y reinventando un sistema político que es apuesta de todos/as.

En segundo lugar, se extraña la presencia de un pilar que refiera a la construcción de un Estado autonómico, recordando que las Autonomías Indígena Originario Campesinas son también condición y resultado de la implementación de un Estado Plurinacional.

Y en tercer y urgente lugar, también se extraña la presencia de un pilar que apunte y proponga una reforma de la estructura judicial del país, que tenga como objetivo ofrecerle al país, por vez primera, un sistema judicial que garantice lo justo a las personas jurídicas y naturales en este país.

Garantizar un proceso participativo y democrático para la construcción/ajuste de estos pilares, así como deliberar en torno a ésta y otras propuestas para la Agenda Patriótica es tarea del Gobierno, no sólo porque hacerlo garantiza un alto grado de coherencia entre los planes anteriores y la Constitución con esta nueva agenda; sino porque se trata de una agenda, precisamente, patriótica y, como tal, no se constituye como un plan de Gobierno, mucho menos de partido, sino como un horizonte posible de construcción de políticas públicas estatales.

Haciéndola entre todos/as podremos creer, y sólo así será posible crear.
__________________________

La nota original fue publicada el pasado domingo 3 de febrero en el suplemento IDEAS del periódico Página Siete. Este link los lleva a la versión original: http://bit.ly/VFzg8P

Tuiteando ando

Vacas Sagradas

Vacas Sagradas

Sarelisa, las almas gemelas. Los cuentos compartidos. Ellas. Nosotras.

Arcángel

Arcángel

Habrá palabras para la nueva historia y es preciso encontrarlas antes de que sea tarde.

Ángel González

Histérica

Histérica

Los 4 siglos que duró la inquisición fueron llevadas a la hoguera 8 millones de personas, la mayoría mujeres. Lo que da un total de 55 personas ejecutadas diariamente durante sólo 400 años. Si la inquisición me hubiera juzgado sería por hereje, apóstata, materialista, libertina, sediciosa, cismática, blasfema, presbilesbiana, testícula de Jehová, antiperonista, rebelde, pertinaz, contumaz y puta.

Liliana Felipe

Memoria Vigilante

Memoria Vigilante

Y los ratones hicieron una alianza y la serpiente de cascabel le puso el cascabel al gato.

Jairo Aníbal Niño